Señor Biden, nuestro mundo no quiere más guerras


 Elsiembrahielo.com

Miguel Espaillat Grullón   New York, NY 18/02/2022

 

1 - En la Constitución de los Estados Unidos de Norteamérica, aprobada en 1787, su artículo primero reza así: “NOSOTROS, el pueblo de los Estados Unidos, a fin de formar una unión más perfecta, establecer justicia, afirmar la tranquilidad interior, proveer la defensa común, promover el bienestar general y asegurar para nosotros mismos y para nuestros descendientes los beneficios de la libertad, estatuimos y sancionamos esta Constitución para los Estados Unidos de América”.

 

2 – Como puede verse, quienes firmaron aquella Constitución (40 en total, entre ellos George Washington, Benjamín Franklin, James Madison, Alexander Hamilton, etc.), clara y taxativamente establecieron en ella, “justicia y libertad para todos.  Esta declaración bajo juramento, en la práctica no fue cumplida, porque al momento y por largo tiempo después, los negros no gozaron de todos esos beneficios, pues eran y siguieron siendo vilmente esclavizados hasta 76 años después ( el 1 de enero de 1863), fecha que entró en vigor la “Proclamación de Emancipación de esclavos”, apadrinada por Abrahán Lincoln.  No obstante a esta emancipación, siguió la discriminación de manera muy cruel, hasta no hace tanto tiempo.

 

3 - Para los fines del análisis propuesto en este artículo, el lector debe tener en cuenta que los Estados Unidos de Norteamérica fue fundado sobre 25 millones de los cadáveres de nativos asesinados, robo de tierras, un montón de injusticias, y posteriormente cimentado con la esclavitud de los negros y la colonización y saqueo a los países latinoamericanos y de otras partes del mundo, donde las guerras han sido el tétrico escenario de muerte, de crímenes horrendos, hambre y destrucción.

 

4 - También, para los fines propuesto en este artículo debemos evaluar la evolución que ha tenido la frase Constitucional; “NOSOTROS, el pueblo de los Estados Unidos”, puesto que la misma se ha sustituido por “NOSOTROS los poderosos de los Estados Unidos. NOSOTROS las élites económicas de los Estados Unidos, Nosotros los dueños de las poderosas empresas transnacionales. Nosotros el Complejo Militar-Industrial de los Estados Unidos. Nosotros el Estado Profundo”.  

 

 5 - Esa transformación fue vista por Dwight David Eisenhower el presidente # 34 de los Estados Unidos (1953 - 1961) cuando el 17 de enero de 1961 al concluir su segundo periodo presidencial pronunció a sus conciudadanos su discurso de despedida.  Esta es una pieza oratoria construida con hermosas y potentes imágenes literarias, con gran contenido filosófico y político a futuro.  En ella, Eisenhower les advierte a sus compatriotas la peligrosidad del poder creciente del “Complejo Militar - Industrial”, si este con su poder e influencia se desviaba de los objetivos democráticos fundamentales de los Estados Unidos de América. 

 

6 – En aquel discurso, Eisenhower, invocando la Constitución, habló de progreso, de objetivos nobles, de justicia para todos, de promover el bienestar general y asegurar para el pueblo y sus descendientes los beneficios de la libertad. Además, a título personal, Eisenhower abogó por la paz permanente y la mejoría humana, amenazados persistentemente – según él - por una ideología hostil, de alcance global, de carácter ateo, de propósito despiadado y de método insidioso.

 

Note el lector, que en este párrafo Eisenhower repudia el ateísmo y en otro refiere, que los Estados Unidos son una nación profundamente religiosa.  Sin embargo, al momento que él pronunciaba este discurso, los negros eran discriminados por los blancos que decían ser creyentes en Dios; y América Latina era saqueada y gobernada por dictadores y tiranos impuestos sangre y fuego por estos supuestos creyentes en Dios.

 

7 - Aquel discurso, Eisenhower lo finalizó planteando la necesidad del establecimiento de un aparato militar fuerte, listos para la acción instantánea, de modo, que ningún agresor potencial pueda verse tentado a arriesgarse a su propia destrucción. A este planteamiento se le añade, la advertencia del poder incontrolable que puede tomar este Complejo, debido a que maneja un presupuesto mayor al de todas las corporaciones juntas de los Estados Unidos.

 

8 – Ante esta realidad a la vista, Eisenhower advirtió: “la influencia económica, política e incluso espiritual de este Complejo, es total”. “Esta influencia y poder se siente en cada ciudad, en cada casa del estado, en cada oficina del gobierno federal”.

 

Eisenhower, en aquel discurso reafirma sus criterios sobre la peligrosidad de un Complejo Militar Industrial, sin control ni vigilancia, con los conceptos siguientes:  

 9 – Reconocemos – advierte Eisenhower - la imperiosa necesidad de este desarrollo. Sin embargo, no debemos dejar de comprender sus graves implicaciones. Nuestro trabajo, recursos y sustento están involucrados en ese Complejo, al igual que la estructura misma de nuestra sociedad.

10 - En los consejos de gobierno, debemos protegernos contra la adquisición de una influencia injustificada, ya sea buscada o no, por el “Complejo Industrial Militar”. El potencial para el “desastroso aumento” del poder de este Complejo fuera de lugar existe y persistirá.

 

 11 - Nunca debemos permitir que el peso de esta combinación (poder e influencia), ponga en peligro nuestras libertades o procesos democráticos. 

 

12 - En el largo camino de la historia aún por escribir, Estados Unidos sabe, que este mundo nuestro, cada vez más pequeño, debe evitar convertirse en una comunidad de miedo y odio espantosos y, en cambio, ser una orgullosa confederación de confianza y respeto mutuos.

 

13 - Tal confederación – reafirma Eisenhower - debe ser una de iguales. Los más débiles deben venir a la mesa de conferencias con la misma confianza que nosotros, protegidos como estamos por nuestra fuerza moral, económica y militar. Esa mesa, aunque marcada por muchas frustraciones pasadas, no puede abandonarse por la agonía segura del campo de batalla.

 

14 - Juntos – continua Eisenhower - debemos aprender a componer diferencias, no con armas, sino con intelecto y propósitos decentes. Debido a que esta necesidad es tan aguda y evidente, - confieso - que dejo mis responsabilidades oficiales en este campo con un sentido definido de decepción.

 

15- Aquellos que tienen libertad comprenderán, su gran responsabilidad de que todos los que son insensibles a las necesidades de los demás aprendan la caridad y que las fuentes (los flagelos de la pobreza, la enfermedad y la ignorancia), desaparecerán de la tierra y que, en la bondad de los tiempos, todos los pueblos llegarán a vivir juntos en una paz garantizada por la fuerza vinculante del respeto y el amor mutuos. (Fin de la cita).


Algunas reflexiones en torno al referido discurso de Eisenhower

 

16 - Como se puede ver, Eisenhower en el referido discurso, al tocar lo concerniente al “Complejo Militar Industrial”, dejó por sentado la “peligrosidad” del mismo, si se deja a su libre albedrío.   En este punto, Eisenhower fue premonitorio.  61 años después sus temores se han hecho una cruda realidad. Desde hace mucho tiempo este poder ha suplantado el poder del pueblo estadounidense; y en cuanto a las relaciones de los EE.UU. con nuestra América Latina, no es respeto mutuo, puesto que los problemas no se resuelven con el intelecto en la mesa de las negociaciones, sino con las armas y abusando de un poder económico infinitamente superior. 


17 - Para validar este vaticinio de Eisenhower, solo hay que tener en cuenta el extravagante presupuesto militar de los Estados Unidos de hoy: alrededor de 800 mil millones de dólares son asignados para sostener el ejército y la marina, y las casi mil bases militares distribuidas alrededor del mundo. Otro dato que nos puede dar una idea de este superpoder es, que el portaaviones más moderno de EE. UU, el USS Gerald R. Ford, costó 13,200 millones de dólares. Esta cifra resulta surrealista, frente al presupuesto general de la República Dominicana del año 2021, que fue de alrededor de 18,000 millones de dólares (dato tomado de Carlos McCoy).

 

18 - Fue elocuente y premonitorio, como Eisenhower finalizó este discurso: Solo una ciudadanía alerta y bien informada puede obligar a la combinación adecuada de la enorme maquinaria de defensa industrial y militar con nuestros métodos y objetivos pacíficos, de modo que la seguridad y la libertad puedan prosperar juntas.

 

Reflexiones concurrentes

 

19 - Desde la independencia y formación de los Estados Unidos de Norteamérica (4 de julio de 1776) al año actual (2022) han transcurrido 246 años.  Desde milenios antes de 1776 hasta la fecha, el mundo ha estado en guerras constantemente.  


20 - Actualmente, para la bienaventuranza del mundo, la humanidad es otra.  La ciencia y la tecnología han avanzado espectacularmente para el bien de todos.  El desarrollo mental y espiritual del hombre es otro. Con tenacidad y luchas terribles hemos superados salvajismo como las cruzadas, la inquisición, el feudalismo, la esclavitud, el analfabetismo, etc. Nos quedan por superar los imperialismos, las tiranías, el egoísmo humano, el odio entre naciones, el neoliberalismo y la maldita aberración de las guerras.   

 

21 - Por fortuna, actualmente, “una ciudadanía mundial alerta y bien informada”, como precisó Eisenhower, tiene clara las razones del por qué las élites estadounidenses, azuzan una guerra entre Ucrania, la OTAN y Rusia, pretextando defender la soberanía de Ucrania. La hipocresía queda al descubierto, al ver lo tanto que se arriesga por Ucrania, mientras que por Haití y Somalia, no mueven un dedo para acabar con el hambre que consume a esas naciones devastadas por hambrunas y otras fatalidades.  Para Haití y Somalia, solo vemos indiferencia y desprecio, porque son naciones sin petróleo y otros recursos vitales a las industrias y a la economía de los imperialismos, que dicho sea de paso, se enriquecen y empoderan con saqueos al son de guerras y más guerras.  

 

22 – En este escenario, por lo efectivo de la comunicación del mundo de hoy, se sabe de las razones por las cuales se está queriendo llevar a cabo la guerra contra Rusia.  Detrás de ella están el “Complejo Industrial Militar” del que tanto advirtió Eisenhower, y el “Estado Profundo” que han suplantado al pueblo de los Estados Unidos.  


23 - Los integrantes de estos poderes fácticos, son el 1% de los habitantes de nuestro planeta, a los cuales se les importa la guerra, porque ellos ni sus familiares van a ella, pero olímpicamente están ignorando, que en este tiempo la guerra nuclear produce la muerte sin ir a ella, puesto que, para la infernal expansión térmica de dichas bombas, no hay escondite que valga.  Ese demoníaco invento, nos mata a todos por igual, como si fuéramos hormigas fumigadas con insecticida Baygon o DDT.      

 

 

 

24 - Desgraciadamente, el postulado de Abrahán Lincoln: “un gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo”, nunca se ha dado en los Estados Unidos ni en otro lugar sobre de la faz de la Tierra.  En cambio, si se han consumado los temores externados Eisenhower en su referido discurso de despedida a la nación, respecto a la peligrosidad de un Complejo Industrial Militar cuando no se tenga su control y mandato.     

 

A modo de conclusión

 

A - Tomando en cuenta los resultados negativos para los Estados Unidos y el mundo, al ignorar el postulado Lincoln y la advertencia de Eisenhower sobre el poder e influencia sin control del Complejo Industrial Militar, entonces, para revertir esta situación, es de lugar retomar el rumbo correcto que señala para los Estados Unidos la Constitución de 1787, claro, haciéndole las modificaciones necesarias que se ajusten al concepto moderno de democracia de la era presente. Por ejemplo, modificar el sistema electoral para retornar el poder al pueblo.  


B - Señor Joe Biden, Presidente actual de los Estados Unidos de Norteamérica:  definitivamente, en general, los habitantes de este planeta tierra, por lo bien informados y concientizados que estamos, no queremos más guerras, ni con Rusia, ni con China, ni con nadie. Tampoco queremos más imperialismos y neoliberalismo.   Nuestra tierra es un lugar, donde existe todo lo material que necesitamos para la existencia confortable sin necesidad de la barbarie de la guerra y del saqueo.  Al efecto, retome usted señor Biden lo planteado por Eisenhower: afrontar juntos las problemáticas, no con armas, sino con el intelecto, considerando como iguales a los países llamados a sentarse en la mesa de las negociaciones. 

 

 

 

 C - Señor Biden, no entiendo el por qué usted muestra empeños morbosos por llevar a cabo una “Tercera Guerra Mundial.”  Junto a esos poderes nefastos del “Complejo Industrial Militar y del Estado Profundo” y en contubernio con ciertos congresistas de procedencia cubana (borrachos de poder y brutalidad, como procónsules romanos), usted señor Biden y ellos, con esta actitud guerrerista se han convertido en un peligro para paz mundial y supervivencia de los Estados Unidos.

 

 

 

D - ¡Por Dios señor Biden! No siga con esa belicosidad. ¡Pare eso! Deje de comportarse como un emperador romano.  Eso es necedad. Los césares no tienen cabida en este tiempo. No sea egoísta.  Usted al igual que yo, es ya un anciano que vivió su vida.  Deje que los jóvenes en ciernes, vivan la suya. No los mate con guerras que solo traen desolación y muerte.

 

E- Señor Biden, ya es tiempo, de que el amor sea la energía que impulse el destino de la humanidad.  Nuestro mundo no quiere más guerras.  No queremos más tambores de guerra. No más genocidios ni holocaustos.  No más los horrores de la guerra.  Sí queremos oír el “El himno de la Alegría” y la “Novena Sinfonía”, tocada por sinfónicas, que siendo terrenales, se mueven con espíritu celeste.     

 

¡Es tiempo de que a los seres hambrientos y sedientos, en vez de balas y bombas, les demos pan, agua, techo, cuidados de salud, educación, y toda manifestación de amor…!

 

En esta gran fiesta por la vida, hasta convocaremos a nuestro Juan Luis Guerra, para que cante: ¡Ojalá que llueva café en el campo!

 

El que tenga oídos, que oiga…

Nombre

Baní,115,Deportes,13,Domingo Social,2,Estados Unidos,754,Farandula,46,Historia,1,Historia y Cultura,1,Internacional,325,o,1,Opinión,616,Reportaje,1,Salud,1,Salud y alimentacion,1,
ltr
item
El Siembra Hielo - Desde New York para Baní y el mundo: Señor Biden, nuestro mundo no quiere más guerras
Señor Biden, nuestro mundo no quiere más guerras
El Siembra Hielo - Desde New York para Baní y el mundo
https://www.elsiembrahielo.com/2022/02/senor-biden-nuestro-mundo-no-quiere-mas.html
https://www.elsiembrahielo.com/
https://www.elsiembrahielo.com/
https://www.elsiembrahielo.com/2022/02/senor-biden-nuestro-mundo-no-quiere-mas.html
true
2921731569095110300
UTF-8
Loaded All Posts Not found any posts VER TODO Leer Más Contestar Cancel reply Delete Por Inicio PAGES POSTS Ver Todo RECOMENDADO PARA TI : ARCHIVO BUSCAR ALL POSTS No se encontró ninguna coincidencia con su solicitud. Volver Domingo Lunes Martes Miercoles Jueves Viernes Sabado Dom Lun Mar Mie Jue Vie Sab Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Deciembre Ene Feb Mar Abr Mayo Jun Jul Ago Sep Oct Nov Dec ahora mismo hace 1 minuto $$1$$ minutes ago hace 1 hora $$1$$ hours ago Ayer $$1$$ days ago $$1$$ weeks ago hace más de 5 semanas Followers Follow THIS CONTENT IS PREMIUM Please share to unlock Copy All Code Select All Code All codes were copied to your clipboard Can not copy the codes / texts, please press [CTRL]+[C] (or CMD+C with Mac) to copy